Estimulación temprana

Contamos con un programa que se lleva a cabo junto a las familias de tal forma que se les pueda dar pautas y formación para poder hacer un trabajo desde casa en coordinación y seguimiento con Eduka&Nature.

Con la estimulación temprana se pretende favorecer el desarrollo neuronal de los niños y la adquisición de determinadas habilidades, ayudando a que cada niño o niña avance a su propio ritmo y en contacto con los demás.

Dentro de la Estimulación Temprana los alumnos trabajan distintas áreas y programas que van relacionadas con el desarrollo corporal y cognitivo:

Programa de Glen Doman

Glen Doman es uno de los autores más reconocidos dentro del campo de la Estimulación Temprana. Cuenta con un programa de trabajo, con resultados muy reconocidos, que desde Eduka&Nature se aplica de manera diaria en el aula.

El programa recoge las siguientes actividades:

1. Bits de contenidos enciclopédicos o bits de conocimientos.

Se trata de imágenes de temas muy variados creados con la intención de originar estímulos visuales y auditivos muy breves pero muy claros e intensos en los niños y las niñas. Utilizando una frecuencia adecuada conseguimos que cada bit cree una conexión neuronal nueva en el cerebro y, por su repetición en otros contextos y mediante juegos, conseguiremos hacer de cada bit una información significativa y útil.

2. Bits de lectura.

Para el inicio temprano de la lectura utilizaremos palabras, pares de palabras y oraciones cortas creadas en gran formato de manera que el tamaño de la escritura no sea el problema, sino el estímulo adecuado que permita un acceso a los niños y las niñas antes de la edad acostumbrada. Los bits de lectura cobran mayor significado y afecto para los niños y las niñas cuando creamos cuentos de vivencias cercanas o conocidas y son presentados mediante la metodología que es propia de la estimulación temprana.

3. Bits de matemáticas.

El primer acercamiento al mundo matemático no puede hacerse, como es habitual, a través de abstracciones como son los números arábigos que utilizamos para representar las cantidades. Al contrario, debemos acercar al niño al mundo matemático a través de la percepción de las cantidades, objetivo que se consigue mediante bits de puntos que transmiten de forma clara y estable los conceptos de cantidad y conservación de la misma.

4. Estimulación olfativa.

A través de esencias y ambientadores utilizados racionalmente podemos activar y mantener en este estado el canal olfativo y su correspondiente área cerebral, generando con ello el desarrollo de las conexiones correspondientes y propiciando el crecimiento de un área cerebral, normalmente poco desarrollado por falta de estimulación.

5. Programa de movilidad y desarrollo Psicomotriz.

Potenciamos este programa con la seguridad de que su puesta en práctica conlleva grandes avances en la maduración neurológica. La base es sencilla ya que existe una correlación entre el movimiento y el nivel de experiencias y exigencias de coordinación que se le generan al cerebro y, recurriendo a una aseveración mencionada, la función crea la estructura. De ahí que a más movimiento, mayor crecimiento cerebral.
Las pautas básicas de este programa se trabajan en 3 secciones: capacidad manual –barras fija y móvil, más braquiación-, equilibrio – con los programas básico, pasivo y activo- y movilidad propiamente dicha -pista de arrastre, arrastre en suelo, gateo y carrera.

6. Estimulación del tacto.

Ya que toda nuestra piel está llena de receptores de sensaciones y éstas establecen contactos nerviosos con la correspondiente área cerebral podemos asegurar que trabajando el tacto contribuimos a la construcción más integral de un sistema neuronal más completo y complejo, con mayores prestaciones en el futuro. El trabajo se concreta en todas aquellas actividades que supongan una transmisión de información del entorno al cerebro a través de la piel (palpar superficies diferentes con las manos y los pies, masajes con diferentes artilugios de distintas texturas, etc.). El tacto se activa y convierte así en un proveedor de aprendizajes. De hecho, uno de los 3 principales estilos de aprendizaje de los adultos es el cinestésico, junto al visual y al auditivo, basándose el primero en el movimiento y el tacto.

7. Estimulación visual.

Trabajamos el primer estadio del desarrollo visual, entre los 4 y los 7 meses, a través de actividades como el damero blanco y negro y las siluetas de elementos conocidos, además de las de formas geométricas. Es el entrenamiento que la capacidad visual infantil necesita para pasar de percibir sólo contornos globales, a percibir detalles dentro de los contornos; es decir, el desarrollo de una convergencia visual adecuada